¿Cómo conseguir un squirt?

Seguramente en algún momento habrás escuchado en algún bar, película o serie la palabra “Squirt”, conoce todo lo que necesitas saber sobre este particular fenómeno corporal que no es un orgasmo, ni una eyaculación precisamente. Entonces: ¿Qué es? ¿Cómo se siente? Y lo más interesante, ¿Cómo conseguir un squirt?


¿Qué es un Squirt?

Para empezar, debes saber que un squirt, como ya lo mencionamos, no es lo mismo que una eyaculación femenina pero tampoco es un orgasmo; el squirting es la expulsión de fluidos transparentes de personas con vagina que tampoco debe ser confundido con la orina aunque la sensación sea muy similar; ya que este fluido  sin color ni olor, se compone de urea, ácido úrico y creatinina; y sucede cuando se llega a un punto muy alto de excitación sexual, y que sale en grandes cantidades por la uretra, es decir por donde sale la orina.                    .

Entonces, para ser más precisos, el famoso squirt es el momento en que la mujer (o persona con vagina) tira una cantidad de líquido por sus genitales que es producido por una estimulación directa del ‘punto G’ que lleva a la excitación pero sin tener necesariamente un orgasmo.

Este fenómeno, más visto en el porno que en la vida real, no podrá ser confundido con la eyaculación femenina, pues a diferencia del squirt, el fluido expulsado es de color blanquecino y sale ciertamente por la cavidad vaginal en pequeñas cantidades y de manera lenta, además casi siempre viene acompañado del orgasmo.

 ¿Cómo se siente un squirt?

Ya sabemos que cada cuerpo es un mundo totalmente diferente, es por eso que cada mujer siente el squirt de otras maneras. Por un lado, hay quienes aseguran que la sensación es muy similar a la de un orgasmo, pero también, hay mujeres que afirman que sienten que se van a orinar ya que es precisamente un líquido que sale por la misma parte donde se orina.

Sin duda, podrás sentir una sensación intensa, extraña y a veces incómoda; algunas mujeres tienen esa sensación de placer-dolor, y esta es justamente una señal de aviso que se aproxima un tsunami de excitación, claro, si te dejas llevar. 

Es muy probable que si logras conseguir un squirt, mojes por completo la cama, el piso, el mueble o el lugar que sea donde estés teniendo relaciones, pues es posible que  puedas llegar a expulsar desde 1 a 900 mililitros de este fluido, lógicamente que la cantidad varía dependiendo de la persona. Literalmente te convertirás en una cascada de placer sexual. Entonces planea todo con antelación, no dejes que nada estropee este momento, ten listas algunas toallas, mantas impermeables o ¿por qué no? Practícalo en la ducha.

 

¿Todas las personas con vulva pueden lograr un squirt?

Debes tener muy en cuenta que la sexualidad no se trata de competencias, metas, logros, etc. El sexo se trata de disfrutar, sentir y experimentar sensaciones placenteras. No debes preocuparte en absoluto si logras hacer tal cosa o tal otra, sólo céntrate en gozar el momento y dejar que la persona que te acompañe también lo haga. 

Tampoco debes sentir presión alguna,  pues de eso no se trata el sexo, si no puedes conseguirlo a la primera, no pasa nada, sólo relájate y disfruta.

Lamentablemente no todas las personas pueden conseguir un squirt, ¡pero ojo! Eso no significa que sea disfuncional, frígida, ni nada por el estilo. Esto puede deberse a razones anatómicas y fisiológicas como puede ser el grosor de la pared vaginal, el tamaño de las glándulas de skene (o próstata femenina), entre otros factores como lo es la mala estimulación ya sea por auto masturbación o con ayuda de tu acompañante sexual o falta de la misma.

Se sabe que el morbo que generan las películas porno, han generado gran interés en las personas que se ponen como objetivo lograr tener una “venida a chorros”. Entonces, muchas mujeres se sienten frustradas porque no pueden conseguir un squirt; por otra parte, debido a su sensación similar a la de orinar, se cohíben por pena al pensar que se van a hacer ‘pis’.  

La pornografía por mucho tiempo nos ha dado una versión totalmente alejada de la realidad, pues se crean muchas inseguridades, no sólo referente a este tema sino también porque nos venden por decirlo de alguna manera que el sexo debe ser de un tiempo prolongado, o el pene de gran tamaño o los cuerpos perfectos y demás. De allí la importancia de no dejarse llevar por prototipos inexistentes o más bien innecesarios.

 

Entonces, si realmente decides practicar e intentar conseguir y dominar esta maravillosa técnica del squirt, recuerda dejar de lado las presiones y sentirte seguro o segura de ti, pues no tienes que cumplir ninguna expectativa ni demostrar nada. Disfrutar el momento es lo verdaderamente importante, nada más.

Y después de todo… ¿Cómo se puede conseguir un Squirt?

Ahora sí, ha llegado el momento que has estado esperando, después de saber su verdadero significado y la diferencia con la eyaculación, nos pondremos manos a la obra, o mejor dicho al clítoris y el punto G, porque es justamente mediante la estimulación de estas dos partes como puedes lograr convertirte en una manguera humana gracias al squirt.

Aquí entra en juego como ya se mencionó la estimulación, las posiciones, los juguetes y otros objetos que puedes implementar y que a continuación te mencionaremos.

El punto G

Entonces, para estimular el punto G, primero debes encontrarlo, ¡Tócate! Explora tu cuerpo, conócete y déjaselo saber a tu pareja, no olvides que es un trabajo en equipo y todo debes comunicarlo, hazle saber lo que te gusta que te hagan y sobre todo, cómo te gusta que te lo hagan. Es cuestión de dar y recibir placer.

Volviendo al tema, el punto G se ubica unos dos o cinco centímetros dentro de la pared vaginal frontal. Así, no sólo se estimulan las raíces del clítoris, que puede alcanzar hasta ocho centímetros, sino también, la próstata femenina y las glándulas de skene.

Esta es una zona de textura rugosa que se suele engrosar o “esponjar” cuando la mujer se excita. Te recomendamos estimular previamente el clítoris para que la mujer se excite y conseguir que se engrose la zona para poder localizarlo mejor. De esta manera te acercarás mucho más a conseguir un Squirt. 

 ¿Cómo estimular estas zonas?

La posición  más adecuada sería acostada boca arriba y con las piernas abiertas. Si te estimula otra persona será mucho mejor. Puedes estimular con la mano, el pene, juguetes eróticos como vibradores, dildos, etc.

Ahora, si lo haces con la mano, debes hacer la señal de “Spiderman”, es decir, los dedos corazón y anular se introducirían en la vagina, moviéndose y presionando hacia el ombligo, simulando la mano del superhéroe al lanzar su tela de araña, de ahí su divertido nombre. De manera rítmica, trata de alcanzar el hueso púbico. La palma de la mano podría estimular la vulva y el clítoris.

Tener entrenado el suelo pélvico y el músculo pubococcígeo, tensarlo y relajarlo durante la estimulación, levantar las caderas y presionar las nalgas, también nos facilitará la misión, esto lo puedes practicar con ejercicios de kegel. Puede que sientas ganas de orinar, pero continúa, hasta que parezca inminente; como ya lo mencionamos, esta es una señal de que el squirt está cerca.

Una vez que sientas que «vas a llegar», sentirás cierta presión en el área de la vagina, puja y aprieta la zona para lograr el squirt. La primera vez puede resultar difícil, pero si lo haces con frecuencia será prácticamente mecánico.

Poses sexuales para lograr un squirt con tu pareja

  • Sobre tu pareja

La persona con pene debe sentarse o acostarse en la cama, mientras que la persona con vulva debe estar encima;  tú controlarás los movimientos y el ritmo, de esta manera se estimulará tu clítoris.

 Echa tu cuerpo hacia atrás y sostente de sus rodillas mientras te mueves. También puedes tocar con la mano el clítoris para lograr mayor excitación. Con esta posición estimularás el punto G y frotarás las paredes vaginales frontales, lo que puede en un squirt.

  • Misionero con las piernas elevadas o sobre los hombros

Si tienes una penetración más profunda, tendrás mayores posibilidades de conseguir un squirt. Aunque aquí no serás tú la que controle el ritmo, puedes guiar a tu pareja para que te complazca y te ayude a disfrutar más. Funciona aún mejor si colocas dos almohadas debajo de tu cadera, la estimulación en tu punto G será explosiva.

  • Acuéstate boca abajo, ponte de perrito

Ponte en la posición del perrito, pero con la cadera abajo, al estar acomodada de esta forma tus paredes vaginales estarán más estrechas y harán fricción con tu punto G. Puedes poner una almohada debajo de tu pecho para estar arqueada, de esta manera la otra persona te deberá penetrar vaginalmente en esta posición.

Usa juguetes eróticos  

Los juguetes sexuales pueden llegar a ser grandes aliados al momento de conseguir un squirt; son herramientas que te permitirán llegar de manera placentera y divertida a experimentar nuevas cosas, úsalos para tu beneficio y el de tu pareja. Pues hay elementos que fueron diseñados exclusivamente para provocar esto que tanto deseas, venirte a chorros.

  • Vibradores

Hay de diferentes tamaños, largores, grosores, texturas, etc. Por ejemplo el vibrador doble no sólo estimulará tu clítoris sino que imita el movimiento de tus dedos dentro de la vagina, la excitación será más, ya que estrías estimulando también el punto G.

  • Succionador de clítoris

El succionador de clítoris te hará llegar al squirt con más intensidad y placer del que nunca imaginaste. Mientras el juguete succiona, la otra persona puede ir  penetrándote al mismo tiempo para intensificar.

  • Estimulador del punto G

El estimulador del punto G tiene un diseño curvado para dominar la técnica y la precisión del masaje y lo gradúes de acuerdo a la intensidad que tu cuerpo sea capaz de resistir.

Por último, recuerda que…

Para disfrutar del sexo no necesariamente tienes que conseguir un squirting, basta con disfrutar el proceso. Cuantas más exigencias y expectativas se genere o le generen, menos disfrutarás. Es importante estar relajada, excitada y lubricada. Son indicativos de predisposición sexual genital. Finalmente, no permitas que nadie te diga cómo tienes que disfrutar tu sexualidad ni te obligue a realizar ningún tipo de práctica, el consentimiento mutuo es fundamental. 

Bibliografía

      Everything You Need to Know About Squirting: https://www.healthline.com/health/healthy-sex/squirting

    Cómo hacer un squirt: para conseguirlo primero hay que saber qué es exactamente: https://www.esquire.com/es/sexo/a30251521/squirt-como-provocar/

Open chat
Hola
Soy Vicky ¿Cómo puedo ayudarte?